Las trampas donde no debes caer para tener una expatriación exitosa
menu Formación y Estudios en el Extranjero Formación y Estudios en el Extranjero En Aparté 360

FORMACIÓN Y ESTUDIOS EN EL EXTRANJERO

09 de Mayo de 2018

Las trampas donde no debes caer para tener una expatriación exitosa

Las trampas donde no debes caer para tener una expatriación exitosa
¡No idealices la expatriación! no todo es de color rosa.



Después de haber recibido a algunos clientes potenciales en nuestra oficina y de haber escuchado sus planes para buscar trabajo en Europa, he decido escribir un artículo un poco diferente a los que suelo redactar para la revista Entrepreneur.

 

Hoy me gustaría compartir los errores que he cometido y en los que la gente cae cuando deciden vivir en otro país, así como mi punto de vista.

 

Estoy convencido de que estudiar o trabajar en el extranjero es sin duda para mí, la mejor decisión que una persona puede tener. Aprendes diversos aspectos acerca de ti mismo y del mundo. Sin embargo, vivir está experiencia puede llegar a ser complicada si no le das la suficiente importancia a las dificultades que conlleva irte a otro país.

 

No idealices la expatriación

 

La primera vez que salí de Francia para vivir en otro país fue al mudarme a Inglaterra. Era completamente fan del estilo de vida inglés (películas, forma de vestir, los parques etc.).

 

Después de haber visto en el cine, Las Muñecas Rusas (la segunda parte de la trilogía), la cual es cultura general para los estudiantes europeos del programa de intercambio universitario de la Unión Europea Erasmus, un amigo y yo decidimos que sería buena idea ir a Londres durante casi 4 meses después del primer año de la licenciatura con el fin de mejorar nuestro nivel de inglés.

 

No era la primera vez que iba a Londres: había ido varias veces de fin de semana o de vacaciones. Por eso, me fui sin gran preparación.

 

Sin embargo, ¡ir de vacaciones y vivir durante varios meses en un lugar son dos cosas completamente diferentes! No me gustó mi primera experiencia en Londres. Anteriormente, no me había dado cuenta de que la capital inglesa no era realmente una ciudad cosmopolita como lo imaginaba, sino que era una ciudad con muchos extranjeros que vivían en comunidades y que no se mezclaba. Esto hizo que me costara mucho trabajo encontrar un empleo fuera de la comunidad francesa.

 

Si estás decidido a vivir en el extranjero, investiga con objetividad tu futuro destino. Haz networking con personas que viven allí para tener una visión realista de las cosas, de lo contrario corres el riesgo de desilusionarte rápidamente. Rara vez las cosas son como las soñamos. Como en todo, hay cosas buenas y cosas malas.

 

No te vayas para huir

 

He estudiado y trabajado en varios países, lo que me ha permitido conocer personas de todos los rincones del mundo. Muchos de ellos tenían en común que decidieron expatriarse porque tuvieron dificultades sentimentales, problemas familiares, etc. Gran parte de ellos tuvo problemas de adaptación en el país donde se encontraban. En mi opinión, ¡huir no arregla nada! Que vivas en países con playas bonitas o en ciudades europeas con actividades culturales importantes no evitará que tus problemas sigan allí. Además, tendrás que afrontar nuevas dificultades inherentes a tu nuevo lugar

 

¡Vivir en otro país requiere de mucho esfuerzo! No creas que, porque saliste de la mejor universidad de tu país, las cosas se te va caer por si solas. En el extranjero, la competencia es más feroz porque empiezas desde cero. Otra desventaja es que la red de contactos que tenías en tu país de origen tendrá un alcance limitado en los países europeos.

 

Por esto, como lo repito en cada conferencia que imparto la preparación que tendrás antes de irte será determinante para tu éxito. Estoy convencido de que los estudiantes y profesionistas de América Latina pueden expatriarse con éxito en Europa. Sin embargo, no sin antes conocer las diferencias culturales laborales que existen y cómo se elige una universidad allá. Si no cumples con alguno de los puntos anteriores, tu adaptación será mas lenta en el viejo continente, lo que será muy perjudicable en un entorno tan competitivo como puede ser Europa.

 

No subestimes las diferencias culturales

 

La globalización engaña a los expatriados: pensamos que ahora todos tenemos la misma cultura. No es verdad, aún cuando veamos las mismas películas, sigamos las mismas modas y comamos las mismas hamburguesas.

 

¡Es un grave error! Las diferencias culturales son tal vez menos numerosas que antes, pero no son menos importantes, ¡al contrario!

 

A pesar de que empresas como L’Oreal, Heineken o Mercedes ahora trabajan en ingles dentro de sus oficinas, el saber francés, holandés o alemán será una enorme ventaja.     

 

Cuando busqué un trabajo al ser estudiante en Inglaterra, tardé un mes antes de entender que yo tenia que ir a los lugares con mi CV, lo que es una forma muy diferente de como buscamos trabajo en Francia, donde la búsqueda se hace mandando el CV y la carta de motivación por correo electrónico.

 

Pueden ser detalles, pero éstos son fundamentales, sobre todo cuando eres extranjero.

 

Espero que con este artículo no te hayas desanimado. ¡Al contrario! Lo repito: es la mejor experiencia que podrás vivir. Hace poco, me he reunido con una amiga de la Maestría y su marido que no había visto desde hace 8 años. Durante la plática, el marido me confesó que muy a menudo, ¡su mujer le habla de su año en España!

Sin embargo, para que la experiencia sea bonita y exitosa, se requiere mucha preparación en varios niveles.

Author: Brice Bibila

Este blog ha sido creado para ayudaros en vuestro proyecto de estudiar en Europa o desarrollar vuestra carrera profesional.