Trabajar en el extranjero: ¿Qué estrategia de visa definir?
menu Formación y Estudios en el Extranjero Formación y Estudios en el Extranjero En Aparté 360

FORMACIÓN Y ESTUDIOS EN EL EXTRANJERO

06 de Diciembre de 2017

Trabajar en el extranjero: ¿Qué estrategia de visa definir?

Trabajar en el extranjero: ¿Qué estrategia de visa definir?
¡No te vayas en el extranjero antes de investigar la situación migratoria de tus país de destino!


Hace algunos días participé en una conferencia para los egresados de la Universidad Iberoamericana en Puebla. El tema central del debate fue sobre “trabajar en el extranjero”, uno de los egresados, me preguntó “¿de verdad se puede trabajar en Europa?” ¡Lo había intentado en Reino Unido, sin tener éxito!

 

Si deseas trabajar en el extranjero, antes de hacer las maletas debes investigar a fondo si el país está abierto a los extranjeros, es decir, si el país donde quieres establecerte tiene una política migratoria flexible para acoger a los extranjeros.     

 

Cuando se trata de una expatriación, la primera cosa que analiza un responsable del departamento de Global Mobility, son los obstáculos migratorios que existan para el empleado y su esposa(o).

 

¡Debes seguir la misma metodología! Desafortunadamente, puedes tener un increíble plan de negocio o un CV con una gran proyección profesional, pero sino tienes una reflexión acerca de la situación migratoria del país donde quieres ir, tu proyecto profesional de vivir en el extranjero  puede verse comprometido.

 


Los Países intransigentes

 


Cada país aplica una política migratoria específica en función de su historia, situación económica y su apertura en el mundo. Conseguir una visa de trabajo puede resultar bastante sencillo o ser una verdadera carrera de obstáculos administrativos.

 

Desde hace varios años Estados Unidos, por ejemplo, está cerrando sus fronteras. En mi antiguo trabajo, cuando abordaba la  problemática de expatriación, mandar a un técnico para una larga duración era toda una historia porque los requisitos solicitados por la administración eran bastante importantes.

 

Primero, necesitaba ser una persona con maestría. El nivel de remuneración no debía ser menos de 60.000 dólares al año. Los trámites administrativos eran muy complejos, no podíamos realizarlos sin  ayuda jurídica, que costaba alrededor de 5.000 dólares.

 

Ahora, con la llegada de la nueva administración del presidente Donald Trump, los requisitos para conseguir una visa de larga estancia son todavía más complicados. Hace poco, se propuso una reforma para que las visas de estudiante sean de un año renovable y no de la duración total  de los estudios.

 


Los países abiertos que ahora se cierran

 


En esta categoría, citaré el ejemplo de China.

 

Durante varios años, con un crecimiento económico de 2 cifras, China abrió sus fronteras de par en par para los extranjeros. En estos últimos años es cada vez más complicado para los profesionistas y estudiantes de América Latina, permanecer en ese país.

 

Desde abril del 2017, el gobierno chino ha instaurado una nueva política migratoria con 3 categorías de Visa: A, B y  C.  La Visa  tipo A,  es la  forma migratoria más buscada por los extranjeros porque permite a su titular quedarse en el país por el tiempo que desee.

 

La visa A está destinada a científicos, altos directivos de grandes empresas multinacionales o personas reconocidas en su campo como expertas.

 

En cuanto a la visa B, está reservada a los puestos de gerencia o responsables técnicos. La visa C es para todos los demás. 

 

La idea de las autoridades de China es promover las visas de tipo A y B, así como limitar la  visa C.

Claramente China está apostando por perfiles altamente calificados. 

 


Y Europa…

 


En lo que se refiere a Europa, encontramos situaciones diferentes.

 

Existen países como Reino Unido que sigue la tendencia de China. Una de las reivindicaciones de los ingleses a favor de la salida de la Unión Europea (Brexit) fue parar los flujos migratorios de los países miembros de la comunidad europea. Con el fin de la negociación del Brexit, los ciudadanos de la UE no podrán emigrar y trabajar libremente en Reino Unido.

 

Sin embargo, los efectos negativos del Brexit empiezan a notarse en Inglaterra. Muchos expatriados europeos se van de Inglaterra debido a la incertidumbre de la situación y  los departamentos de RRHH tienen dificultades para atraer talentos extranjeros.

 

También existen países como Portugal que tiene abiertas sus fronteras. La ambición del gobierno luso es llegar a ser uno de los centros más importantes de la Unión Europea en desarrollo tecnológico.

Si eres un emprendedor extranjero  y perteneces al sector de desarrollo de nuevas tecnologías y quieres crear o relocalizar tu Startup en Portugal, podrás contar con facilidades para conseguir una visa de trabajo a partir del 1 de enero de 2018.

 

Espero que este artículo te haya sido útil y recuerda, antes de decidir a dónde vas trabajar en Europa deberás definir una estrategia de visa para que tu proyecto profesional no se vea obstaculizado y puedas realizarlo con éxito.

Author: Brice Bibila

Este blog ha sido creado para ayudaros en vuestro proyecto de estudiar en Europa o desarrollar vuestra carrera profesional.