Trabajar en Europa: Las cuestiones alrededor de las prácticas profesionales
menu Formación y Estudios en el Extranjero Formación y Estudios en el Extranjero En Aparté 360

FORMACIÓN Y ESTUDIOS EN EL EXTRANJERO

20 de Abril de 2016

Trabajar en Europa: Las cuestiones alrededor de las prácticas profesionales

Trabajar en Europa: Las cuestiones alrededor de las prácticas profesionales
En Europa, muchos graduados encuentran su primer empleo gracias a una práctica profesional.


Encontrar un trabajo para un recién licenciado no es una cosa sencilla. En Europa, la forma más segura para conseguir este objetivo es hacer una práctica profesional.  Hoy en día, existen muchos abusos acerca del convenio de prácticas, única forma para que un estudiante sea contratado como becario. Algunas empresas, se aprovechan de los estudiantes y venden a precio de oro, falsos contratos de prácticas.

La carrera por conseguir un contrato de prácticas

Ante las dificultades de inserción profesional, la mayoría de los estudiantes en Europa buscan una práctica profesional esperando ser contratados al final del periodo de prácticas.

Si bien es cierto, que no todas las prácticas permiten a un estudiante conseguir un empleo, ser becario tiene muchas otras ventajas: permite adquirir experiencia, añadir líneas al Curriculum y, sobretodo, financiar parte de los estudios si el estudiante encuentra una práctica remunerada.

A todo esto, tienes que añadir el hecho de que, para muchas licenciaturas y maestrías en Europa, hacer un  práctica profesional no es algo opcional, si no que es obligatorio para conseguir el título. En muchas escuelas de negocios, diseño, etc. además de ser obligatorio realizar las prácticas en empresas del mismo país donde radica la institución educativa, también pueden exigir realizar parte de las prácticas en un país extranjero

Por todas estas razones, la cuestión de las prácticas profesionales se convierte en algo vital para un estudiante

Las reglas

Con la armonización de los títulos dentro la Unión Europea, el convenio de prácticas tiene un papel central en el sistema educativo superior europeo. Cualquier escuela privada o universidad puede emitir un acuerdo de prácticas a los estudiantes que cursan sus formaciones.

Este documento, permite a cualquier estudiante hacer una práctica profesional en el país de la Unión que desee. La misma regla se aplica para los estudiantes de América Latina, con la única condición de que el estudiante tengo la visa vigente en el país donde realizará las prácticas: Es decir, un mexicano, por ejemplo, que se ha inscrito en  una licenciatura en la universidad de Holanda con práctica profesional obligatoria, podría realizar su práctica en Madrid. Pero debe tener claro desde el principio el país en el cual realizaría sus prácticas y solicitar el visado de estudiante correspondiente antes su llegada a Holanda.

Por ley, sin contrato, ninguna empresa en Europa puede contratar un becario.

Un nuevo fenómeno que se expande en Europa

Muchos estudiantes, se desesperan porque no encuentran trabajo después de su graduación, y están dispuestos a pagar un contrato de prácticas  para seguir teniendo experiencia y ganar un poco de dinero.

Numerosas páginas webs, se aprovechan de este hecho, y, ofrecen a cambio de dinero (desde 480€ hasta 1000€, dependiendo la duración), contratos de prácticas sin estudios o estudios sin obligación de asistencia ni examen.

También existen escuelas con contenido pedagógico real, que alargan la duración oficial del curso con el fin de que los estudiantes puedan realizar una práctica extra.  El costó pueda alcanzar hasta los 2500€. Así que debes de ir con cuidado a la hora de elegir tu escuela en Europa porque en este caso no pagas por una enseñanza sino por la posibilidad de hacer más prácticas profesionales.

Los riesgos

Ante este fenómeno,  los estados miembros de la Unión Europea  empiezan a reflexionar sobre este problema. Y países como Francia ya han legislado, obligando por decreto, a las escuelas privadas emitir un contrato de prácticas, solo si existe una formación pedagógica de 150 a 200 horas como mínimo.

A nivel de empresas, todavía la mayoría de ellas no verifican si hay un contenido pedagógico real detrás el acuerdo de práctica. Sin embargo, muchas de ellas, empiezan a estar sensibilizadas con este fenómeno de trabajo disimulado.  Y pueden romper el acuerdo  de práctica si se dan cuenta que el contrato es falso.

Fuente:Le figaro
Fuente de foto: Hola Hispanica
Autor: Brice Bibila 

Este blog ha sido creado para ayudaros en vuestro proyecto de estudiar en Europa o desarrollar vuestra carrera profesional.