La locura de los M.B.A en Europa
menu Formación y Estudios en el Extranjero Formación y Estudios en el Extranjero En Aparté 360

FORMACIÓN Y ESTUDIOS EN EL EXTRANJERO

27 de Marzo de 2016

La locura de los M.B.A en Europa

La locura de los M.B.A en Europa
Muchos recién licenciados que sueñan con ser un presidente director general (P.D.G) eligen estudiar un M.B.A

Desde hace varios años, los M.B.A (Masters Business Administration) se han convertido en las maestrías más caras del mundo. Existen muchos mitos y realidades en lo que se refiere a los M.B.A., por eso, atraen tanto a los recién licenciados como a los altos ejecutivos.

En este primer artículo, veremos por qué este tipo de Maestría tiene tanta fama y en un segundo artículo, veremos las modalidades de admisiones en Europa.

Una formación académica muy generalista             

Si te planteas ser un experto en economía o informática, el M.B.A no es la formación adecuada para ti. En sus orígenes, el M.B.A estaba dirigido exclusivamente a los gerentes de empresa. El propósito era dar una visión global de todos los componentes de un negocio. Los ejecutivos que asistían a las clases de MBA recibían obviamente cursos de finanzas, pero también cursos de psicología, recursos humanos, logística, etc.

Esta fue la primera razón por la cual este tipo de Maestría tuvo un tremendo éxito. Los MBA aún guardan ese espíritu: el objetivo principal no es ser un experto en tu formación académica de base, sino poder hablar con un director jurídico o de marketing.

La segunda razón de la fama de los MBA es que, hoy en día, este título ya no es una maestría exclusiva para los gerentes, sino que su audiencia es más abierta: ingenieros, doctores, deportistas, artistas, abogados, arquitectos o directores de una pequeña empresa pueden hacer un M.B.A. Este diploma se plantea como un  título “universal”.

Una formación selectiva

Uno de los factores de la popularidad de los M.B.A es el elitismo de la formación. Usualmente, tendrás que desembolsar como mínimo 17,000€  al año para ser admitido en este tipo de formación y el proceso de selección para ser aceptado, es muy selecto (Lo veremos en otro artículo).

La mayoría de las escuelas que proponen un programa de M.B.A justifican los altos costos por la calidad de sus profesores que cuentan con reputación internacional, por los seminarios en el extranjero, por los casos prácticos que verás, pero, sobre todo, por el networking que podrás hacer con los otros estudiantes, tanto de tu promoción como de promociones anteriores.

Los mitos y realidades de los MBA

Antes de elegir un M.B.A, tendrás que plantearte varias cuestiones, ya que muchas personas que han realizado un MBA terminan decepcionadas.

Unas de las promesas y claves del éxito de esta maestría es el cambio de estatus. Sí, es cierto que la mayoría de los recién graduados de MBA obtienen un ascenso profesional, pero pocos pasan de un mando intermediario a un cargo de director o gerente. En estos casos, la inversión de dinero no es tan rentable si el estudiante financió la formación con sus propios recursos.

Otro aspecto a tener en cuenta, es que en Europa encontrarás miles de escuelas que te ofrecen un programa M.B.A. Escoger una buena escuela que dé un verdadero empuje a tu carrera profesional no será tarea fácil. Existen varias clasificaciones internacionales que te pueden guiar, sin embargo, no te recomendamos basar tu elección únicamente en dichos rankings.

La mayoría de ellos tiene como indicador de calidad, la remuneración antes y después de realizar el M.B.A. En realidad, este indicador no te garantiza la buena calidad de la maestría. Por ejemplo, muchos latinos eligen España para hacer su M.B.A. A diferencia de Europa, cuentan con un bajo sueldo al empezar su carrera profesional, pero al volver a América Latina, consiguen ajustes salariales con este nuevo título en la mano. Este hecho logra tener un impacto directo sobre el ranking de las escuelas.

Author: Brice Bibila

Fuente: Lemonde

Fuente de imagen: Peupef

Este blog ha sido creado para ayudaros en vuestro proyecto de estudiar en Europa o desarrollar vuestra carrera profesional.